Las emociones y mi ciclo

Que pasa en esos días que sentimos ganas de comernos al mundo y en otros en los que más bien deseamos que el mundo nos coma, ¿eso te ha ocurrido?. En mis formaciones hay algo que explico que se llama “La curva motivacional”, que puede cambiar por una serie de variables, y que puede ser lineal, creciente o decreciente, con picos que se acentúan por estímulos que recibimos en momentos determinados de alta vibración, es decir, sentirnos en alegría, amor, entusiasmo, optimismo, fe, etc Son emociones que nos ponen a tope de la curva y que al momento de cambios pueden variar sin darnos cuenta y lanzarnos en picada cual montaña rusa.

Yo suelo bromear con esto, porque en el caso de las mujeres esto puede pasar a diario, pero la verdad es que me ha tomado más de una año entenderlo, o mejor dicho, un año de tomar consciencia de esto anteriormente ni me enteraba de los cambios que ocurrían en mí y no sabía explicarlos.

Este post definitivamente será exclusivo para reconocer emociones en chicas según sus ciclos, intentaré que sea un chico el que nos explique desde su punto de vista intentando que esta sea una lectura práctica. Mujeres y Hombres, definitivamente sentimos y pensamos diferente, hay un video que me gusta sobre la historia de los dos cerebros de Mark Gungorn, les dejo el enlace por aquí para que disfruten un momento de cuan diferente somos. 




Ahora bien, al referirnos a las emociones, las mujeres ven los eventos a nivel emocional mucho más estimulantes que los hombres. Inclusive, las mujeres tienden a ser más expresivas que los hombres, existen muchos estudios y diferencias al respecto que no serán el objetivo de este artículo. Las mujeres se afectan por ciclos internos. Estos ciclos se van a ver afectados por la edad en la que nos encontremos, por ejemplo, cuando somos jóvenes tendemos a pensar que el presente está lleno de miedos, insatisfacciones y algo de hostilidad, mientras que una mujer adulta lo toma de forma más positiva y con mayor jovialidad.

Las emociones, son parte de nuestra vida y nos proporcionan la energía necesaria        para resolver alguna situación, teniendo como resultado un efecto en nuestro bienestar o malestar, con un carácter importante para nuestra supervivencia, ahora es cuan consciente y participe me hago de estos acontecimientos. Esto fue lo que en algún momento me llevó a aprender a gestionar aquellas emociones que, debido a nuestra educación y por motivo de nuestro sexo, las tenemos más reprimidas, por ejemplo, la rabia. Mucho tiempo en malestar que me lleva hoy a agradecer el hecho de sentirme una persona más consciente, más feliz, más agradecida y sobre todo más enamorada de quien soy.

ciclicas_vanessardem
http://mujeressinfonterasysinbozal.blogspot.com.es/

Los ciclos, yo no sabía cuan vulnerables somos a ellos; son ciclos que pueden ser de 24 horas, mensuales o trimestrales, que por su puesto serán el balance de nuestro año. Yo quisiera saber de verdad cuantas mujeres están enteradas de esto, y sobre todo si saben cuáles son sus ciclos y de ellos los momentos que pueden aportan su energía al máximo, y cuales usar como especie de pausa, así como las estaciones del año, el día y la noche o nuestro ciclo hormonal. Y como tengo en mente investigar estos ciclos en otras mujeres luego de que ya lo he estudiado en mí, ahora toca el momento de comenzar a escribir y sé que será enriquecedor, reflexivo y de mucha expansión lo que de nosotras mismas podemos obtener.

Como nada ocurre casual, en mi camino se cruza el libro de ¡Viva la diferencia!, de Pilar Sordo, muy rico los argumentos de su investigación, pero sobre todo bastante esclarecedor del por qué somos. Lo cierto es que confirmé que indistintamente de lo que digan todos hay que entender en definitiva que lo que yo sienta o deje de sentir es cuestión de una decisión. También debemos saber que hay ocasiones en las que estoy bien y otras no, y no está mal. Solo hay que reconocer estos momentos y los podremos sobrellevar de una manera más fácil.

Pero, ¿Qué hice yo?, me descargue una App de seguimiento del período, la utilizo casi como un diario, allí anoto todas las variaciones de humor que tengo a lo largo del mes, es divertido porque te las identifica con emoticones en tu calendario, te hace un registro de los síntomas cuando se presentaron, lo que facilita tener un seguimiento de todo el ciclo, comprendiendo que, cuando estamos ovulando estamos potencialmente alegres y con gran energía, y cuando estamos en el ciclo premenstrual y menstrual nos sentimos más sensibles y vulnerables. Todo esto me hizo tomar consciencia de lo que ocurría en mí.

Como anécdota personal les cuento una vez que mi marido me pregunta si me había venido la menstruación, algunos se preguntarán ¿Qué hay de peculiar en esta pregunta?, otros a lo mejor ya se imaginan porqué me ha preguntado esto. Y es debido a que cada mes el mundo tenía que enterarse de mi ciclo, debido a mi irritabilidad, sufrimiento y profundo malestar; situación que ya no me sucede en la actualidad, gracias a que tomé consciencia y utilicé mi varita mágica de estrategias que me sacaron de donde estaba y me llevaron al lugar donde quería estar. Ahora mantengo una curva emocional mucho más estable, y aunque en mis ciclos siguen existiendo unos picos, ya dejaron de ser un problema para mí, y se han convertido en parte de la solución. Por ejemplo, los días en que siento que me como al mundo, los uso para fijar reuniones, encuentros,  eventos súper importantes, y los días que no me molan tanto, pues los dejo para trabajo en casa o estudiar, organizar y establecer actividades que no ameriten que esté al cien por cien.

De corazón y con mucho amor,

Tu Trainer CRP VanessaRdeM

 

Deja un comentario

Cerrar menú

Las emociones y mi ciclo

by Vanessa Rivas Tiempo de lectura 4 min
0