Ley de la Potencialidad Pura

Explorar la ley de la potencialidad pura, ocurre cuando nos conectamos al momento presente y dejamos que fluya a través de nosotros el poder de crear. Te comparto esta frase de Marianne Williamson:

“Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante, guapo, talentoso, fabuloso? En realidad, ¿Quién eres para no serlo?… El sentirse menos no contribuye en nada al mundo”.

Porque es importante que reflexionemos sobre el momento en el que dejamos de creer en nosotros mismos, cuando dejamos de reconocer nuestros dones y talentos.

Estos próximos artículos los voy a dedicar a un libro que me gusta, de un autor maravilloso al que agradezco mucho de mi conexión espiritual y toma de consciencia, como lo es Deepak Chopra y uno de sus libros Las Siete Leyes Espirituales del Éxito, son siete poderosos principios, muy fáciles con los que estoy segura que aprenderemos herramientas prácticas, para crear éxito en todas las áreas de nuestra vida.

Cuando pensamos en éxito lo primero que viene a la mente es la riqueza material, pero el éxito tiene mucho aspectos, el patrimonio es solo uno de ellos. El verdadero éxito es la abundancia de todo lo que hace que valga la pena vivir. Salud vibrante, relaciones satisfactorias, libertad para crear, paz mental y un gran entusiasmo por la vida. Nuestra naturaleza esencial es de conciencia pura, que no está limitada ni por el espacio, ni por el tiempo. Poseemos todas las cualidades inherentes a nuestro ámbito, como la creatividad infinita, el amor ilimitado, el silencio puro, la dicha desbordada y la paz imperturbable. En tu centro, eres potencialidad pura.

Las siete leyes espirituales son las leyes a través de las cuales el universo funciona. Nuestro cuerpo también funciona sobre esta base de leyes. Por lo tanto, al ponerlas en práctica, conectamos con el universo, la fuente, el campo de todas las posibilidades. Esto trae éxito verdadero, que es la realización  progresiva de objetivos, y el flujo abundante de todo aquello bueno para nosotros, sin ningún esfuerzo. He aquí, donde comienzan a manifestarse nuestras resistencias, ya que por creencia tenemos muy arraigado en nuestro subconsciente que el éxito requiere de mucho esfuerzo, sacrificio y una gran ambición que muchas veces obliga a pasar por encima de otras personas. Como resultado entramos en un círculo de lucha y competición que es bastante agotador, lo cual hace que nuestra vida salga de su equilibrio. Es verdad que se alcanzan metas de esta forma, pero la persistente sensación de insatisfacción siempre regresa.




Es por ello que debemos regresar a nuestra esencia más natural, un enfoque más espiritual para triunfar, al descubrir esa esencia y saber quién somos, realmente podemos experimentar el ser, aquel que deja a un lado el temor y nos ancla al poder ilimitado y eterno que atrae a nuestra vida la gente, situaciones y circunstancias necesarias para apoyar nuestros deseos más profundos. En este estado de conexión reconoceremos aquellas expresiones que no representen nuestra esencia divina. Porque no hay verdad universal, más bien son representaciones de una consciencia colectiva, que con tanta negatividad proyectan un sentido general de escases.

¿Qué hacer para poder descubrir esa esencia natural en nosotros?

Al ponernos en silencio podemos sintonizarnos con nosotros mismos y aprovechar nuestro conocimiento interior, alineados con el espíritu o nuestro ser superior, acallamos el ruido y la negatividad de nuestro mundo tridimensional y exploramos nuestro poder ilimitado, allí en la quietud experimentamos nuestra esencia interior que en definitiva nos ayuda a manifestar nuestras necesidades y deseos más profundos.

Al dedicar tiempo todos los días a estar en comunión silenciosa con la naturaleza y ser testigos de su inteligencia perfecta podremos conectarnos con una conciencia superior.

Otra forma de alcanzar la calma interior es liberarnos de la necesidad de juzgar y evaluar a las personas, y las circunstancias como buenas o malas, correctas o incorrectas, cuando juzgamos a las personas y eventos de nuestras vidas creamos turbulencia que se interpone en nuestra conexión con el yo superior, renunciar a esa necesidad nos permitirá encontrar ese lugar de profunda quietud.

Para poner en practica la potencialidad pura, comprométete a pasar un tiempo en silencio con la naturaleza, libérate de la necesidad de juzgar a la gente o las situaciones, dite a ti mismo hoy no voy a juzgar nada de lo que ocurra y periódicamente recuérdate este compromiso.

Permítete experimentarlo.

Con amor siempre para ti que me lees, VanessaRdeM <3

 

Deja un comentario

Cerrar menú

Ley de la Potencialidad Pura

by Vanessa Rivas Tiempo de lectura 3 min
0