Lo que piensas influye en tu realidad

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Nuestros sentidos son las antenas receptoras de toda la información que procesa nuestro cerebro, que es algo así como 400.000 millones de bits de información cada segundo, según estudios científicos. Para tener una idea acerca de la magnitud, imagina 600.000 libros tamaño medio donde solo imprimas 400.000 millones de ceros, eso es un montón de información, mucha realidad junta.
¿Y que solemos hacer?
Escoger la información en función a la novela escrita de vida que tenemos montada, con lo cual nos quedamos solo con 2000 bits de información por segundo, si crees que es bastante, esto no representa más que la mitad de una millonésima de 1% de todo ese mundo existente allá afuera. El tema es que de esos 2000 bytes de información el 80% son cosas repetidas o negativas, tan solo un 20% se destina para percibir cosas nuevas o positivas.
Nuestro cerebro elige los bits de información que recibe, por lo que es importante darse cuenta no vemos, no sentimos, no probamos, ni olemos ni escuchamos el mundo real, sino una versión drásticamente condensada de él. Una versión que de manera literal inventa nuestro cerebro. El resto pasa a gran velocidad sin que lo reconozcamos.
Los físicos cuánticos actualmente nos dicen que la vida es multidimensional, pero la mayoría de nosotros estamos atrapados en nuestra realidad física unidimensional, estamos restringidos a lo que percibimos con nuestros cinco sentidos. Lo que vemos, experimentamos y sentimos ocurre después de haber tomado la decisión de verlo, experimentarlo y sentirlo.




Para explicarlo de una manera más simple, imagina que nuestra mente es como un gran edificio, puede que yo este percibiendo solo lo que este en el piso en el que me encuentro, supongamos que es el tercero, pero aquello que he creado con mi pensamiento está en el dieciséis, mientras yo no consiga llegar al piso dieciséis parecerá que eso no existe y seguiré esperando a que llegue para saber que es real. Esa es la razón por la que realmente importa que permanezcas en el piso que deseas. No le concedas energía a la realidad de la que deseas escapar, enfócate solo en aquello con lo que te propones lograr con tus sueños y deseos.
Es importante que se practique una conciencia activa a cada momento, de otra forma, estarás actuando bajo viejas creencias y paradigmas arraigadas en tu cerebro. Libérate de la esclavitud mental. Nadie más que uno mismo puede liberar su mente, cuando desvinculas tu mente de esos paradigmas del pasado y creencias del futuro, comienzas a desbloquear tus potencialidades.
¿Lo ves ahora? ¿Por qué es tan importante entrenar nuestra mente? Todos podemos lograrlo. Anímate a crear tu propia realidad.
Estoy aquí para ayudarte a crearla,
Un abrazo cariñoso,
Vanessa,
Tu Coach personal.

Tomado de: Potencia tu Energía. Pam Grout

Deja un comentario

Cerrar menú

Rellena el formulario y recibe gratis mi Meditación de Gratitud