Porque ahora, la Navidad será en enero

¿Te imaginas un día leer en las noticias que ahora la Navidad será en Enero? ¿Qué pensarías? ¿Estarías de acuerdo?. Todas estas preguntas y sus respuestas nos llevan a reflexionar acerca del verdadero significado de la Navidad. Y es que,  al llegar el mes de diciembre, es inevitable pensar acerca de diversos temas relacionados con esta festividad.

Ha llegado diciembre y con él la Navidad, lo que me ha hecho preguntarme en estos días ¿Por qué se celebra la Navidad en diciembre? ¿Por qué no en otro mes del año? La respuesta no la sé, lo que sí pude meditar al respecto es que cada mes del año puede ser como Navidad, si así lo queremos.

 “Permite que todos los meses del año sean Diciembre”

Esta frase, es parte de un mensaje que me ha llegado en perfecta sincronicidad mientras reflexionaba acerca del significado de la Navidad. Es un texto de mi amiga Marlene Torres Co-creadora de CRP, el cual comparto a continuación:

“…Diciembre es una época donde nos conectamos con el amor, la paz, la gratitud, la felicidad, la alegría, el entusiasmo, el optimismo y la esperanza. También pasamos la mayor parte del mes pensando en nuestros deseos, hablando de ellos, imaginándonoslo, sintiéndolos hechos realidad. También hacemos un inventario del año, reconocemos los logros, e inmediatamente nos ponemos a fijar nuestras intenciones, objetivos y metas para el venidero año. Pasamos mucho tiempo enfocados en las cenas de navidad, fin de año, en los estrenos, observando las decoraciones, vamos de paseo para ver la decoración, el árbol y el nacimiento que más nos gusta. Nos reconciliamos con la gente, con la vida. Practicamos la bondad, somos dados, abundantes, vamos de fiesta casi todos los días, pasamos el día oyendo música, vamos a los conciertos de gaitas, formamos parrandas…

En Navidades simplemente abrimos el torniquete, somos amor, somos mejores personas, dejamos de resistirnos al bienestar, estamos la mayor parte del tiempo conectados con las frecuencias vibratorias de colores: de Esperanza hasta Amor. Estamos todo el mes creando y recreando nuestro mejor Diciembre.

La Navidad eleva nuestra vibración

 Todo lo mencionado anteriormente está relacionado con  nuestra vibración, la misma que se ve afectada por el colectivo, y al ser diciembre un mes de tanta fiesta, alegría y compartir, hace que su naturaleza sea esta, la de un alta vibra que eleve nuestra sensación de bienestar. Pero ¿Qué ocurre el día primero de enero? Es enero un mes de letargo, como cuando nos levantamos en la mañana, luego de haber pasado un día entero de fiesta, un poco desorientados preguntándonos que hicimos y qué deseamos hacer, al no recordarlo, algo de frustración llegará, pero nada que la rutina no logre remediar. Sumergidos en el día a día, sigue transcurriendo el tiempo y así olvidamos y vamos dejando de lado, esos deseos y sueños que en el mes de encanto nos estábamos planteando.

¿Cómo hacer para que la Navidad perdure hasta enero?

¿Cómo hacer que esta sensación navideña perdure hasta enero, incluso febrero o cualquier otro mes del año? , ¿Cómo podemos hacer que cada mes mi vibración esté en la frecuencia de nuestros deseos? Si según como vibramos atraemos, he allí la base para sentirnos en armonía, en alegría, y que no cambien por las circunstancias. ¿Que requiere de mucha práctica? ¡Eso es seguro!, pero, ¿Qué crees? ¿Que sólo mirando vídeos se logra el cuerpo deseado? La respuesta es no. Requiere de práctica también y es por esto que a continuación te doy unos importantes tips para lograr el objetivo de elevar tu vibración.




7 importantes tips para elevar tu vibración.

 

  1. Conéctate con tu propósito.Proponte el practicar cada día, al momento de levantarte de la cama,  encontrar tu propósito y misión del día. Empezando por hacer una introspección, ejerciendo tu gratitud con el universo, haz una lista de todo por lo cual te sientas infinitamente agradecido, inclusive hasta lo mas insignificante, todo cuenta…
    Hazte esta pregunta…. ¿Qué me provoca pasión, entusiasmo, paz interior? Medita en ello, aquieta la mente, reconéctate con tu ser interior, cuando encuentres las respuestas sabrás el propósito de la acción a ejecutar, es lo que te permitirá encender tu energía.
    Si tu propósito, está conectado con tu pasión, tienes una poderosa fórmula de energía dentro de tí. Cuando haces aquello que te apasiona y entusiasma, tu energía fluye naturalmente y se retroalimenta con tus acciones.
  1. Enfócate en el resultado que deseas lograr.No saber hacia adonde vamos nos desgasta. La acción sin propósito y dirección es pérdida de energía. Todo comienza con tener clara la visión del resultado que deseas lograr. Cuando te orientas hacia tus metas y sientes que tu día a día te acerca a ellas, tu energía crece. Te sientes en control de tu vida y tu autoestima se fortalece. ¿Qué quieres lograr? ¿Cuáles son tus metas? ¿Cuál es tu visión?
  1. Encuentra tus “yo puedo”.Siempre puedes. Es posible que no puedas hacer o lograr lo que quieres en el momento que lo estás deseando. Pero siempre puedes hacer algo. Recuerda: lo más importante no es en dónde te encuentras, sino cuál es tu dirección.
    Lo que pensamos precede a nuestras acciones y éstas a nuestros resultados. Cambia tus pensamientos y poco a poco comenzarás a obtener nuevos resultados.
    No te concentres en tus “yo no puedo”. Todos los tenemos. Sin embargo, es en nuestros “yo puedo”, por pequeños que sean, es donde está nuestro poder de redirigir nuestra vida.” Recuerda: tu enfoque determina tu nivel de energía. ¿En qué te enfocas usualmente? ¿En lo que no puedes o en lo que sí puedes? Conéctate con tus “yo puedo” y estarás alimentando tu energía.
  1. Cambia tu expresión facial.Los músculos de tu rostro funcionan como torniquetes, facilitando o disminuyendo el paso de la sangre hacia la zona frontal de tu cerebro. Si tus tensiones, frustraciones o amarguras se ven reflejadas en la rigidez de tu rostro, el flujo sanguíneo y el nivel de oxígeno que le llega a tu cerebro se ve reducido.
  1. Respira diferente. ¿Cómo respiras cuando estás lleno de energía y vitalidad? ¿Cómo respiras cuando estás en tus mejores momentos? Si inhalas y exhalas como cuando te encuentras en esos estados, comenzarás a sentir esa energía.
  1. Medita. La meditación nos recarga y en muchos casos, nos ayuda a liberarnos de aquello que está bloqueando nuestra energía.
  1. Incluye nuevos y mejores hábitos, tales como: Ingerir alimentos que te den energía en vez de restarte, haz ejercicio físico, hidrátate correctamente y asegúrate un descanso de calidad.

Te aseguro que siguiendo estas sencillas pautas, sentirás los cambios, porque tu vibración será diferente. Sigue tu propósito e incluye más tiempo en tí, invierte en tu desarrollo personal y conviértete en el capitán de tu destino.

Sigamos compartiendo, si te ha gustado este post, difunde para que puedas ayudar a otros a elevar su vibración y que el sentimiento que provoca la Navidad perdure en cualquier mes del año.

Siempre con amor, para tí que me lees,

Tu Trainer VanessaRdeM

Deja un comentario

Cerrar menú

Porque ahora, la Navidad será en enero

by Vanessa Rivas Tiempo de lectura 5 min
0