Usa La Mente

Cuando era un niño, mi abuela materna, desde su sabiduría producto de los años vividos, me enseñó muchas cosas, sin embargo, la frase que más recuerdo es “use la mente hasta para hacer pupú, porque si no, echarás el mojoncito afuera”. Cada vez que iba a hacer algo, por muy sencillo que fuese, me repetía esa frase que quedó para siempre guardada en mi memoria. A los 8 o 9 años de edad, no entendía que tenía que ver eso con lo que hacía, sin embargo, 20 años después, pienso en esa frase y sonrío, cuánta razón albergaban las palabras de mi abuela.

Nuestro cerebro es un órgano magnífico, nuestro centro de operaciones. Se encarga de lo que hacemos y sentimos. Sin embargo, existen personas que, aparentemente dan esto por sentado, y se dedican a hacer y hacer, en un proceso de repetición mecánica, sin ningún sentido aparente. Algunos otros se dedican albergar en el preocupación tras preocupación, preparando su mente para actuar en pro a solucionar problemas que no han sucedido (y nunca suceden). Otras, ocupan su mente para manifestar su insatisfacción; se quejan de todo o casi todo.

La mayoría de estas personas usa su mente, lógicamente, aunque no de manera consciente. Viven atrapados en la creencia colectiva de que “la vida es dura”, “hay que luchar para vivir”, “lo que fácil viene fácil se va” o similares. No los juzgo, ya que es, como dije anteriormente, una creencia colectiva y tiene mucho, pero mucho tiempo implantándose en la sociedad.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Anuncios PaginaWeb –>
<ins class=”adsbygoogle”
style=”display:block”
data-ad-client=”ca-pub-5775319559513596″
data-ad-slot=”7905893464″
data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

¿Qué tal si aprendemos una forma diferente de usar la mente?

Las emociones son producto de lo que percibimos con nuestra mente. Podemos clasificarla en dos rangos: lo que genera bienestar (alegría, esperanza, optimismo, felicidad, entre otras) y lo que provoca malestar (miedo, tristeza, apatía, rabia). Nuestra mente solo puede manifestar un solo aspecto a la vez (no puedo estar alegre y molesto al mismo tiempo)

Todo aquello en lo que te centras, se expande. Donde esté tu atención, diriges tu energía. Por lo tanto, si tu centro está en el malestar, se expandirá y la energía se va a manifestar en esa frecuencia, y en tu vida se producirán circunstancias que te van a provocar, exactamente, más malestar. Lo mismo sucede con el bienestar, en la medida en que te enfoques en ello, se expandirá en tu vida, viviendo una vida placentera y de disfrute, sin importar lo que las demás personas estén viviendo.

En Venezuela, hace 5 años nació una metodología poderosa para cambiar el enfoque desde el malestar al bienestar de manera sencilla: mediante la práctica de 6 estrategias diarias que te conectarán con la Felicidad, la Abundancia y la Facilidad. El objetivo: enseñar a todas las personas a usar su mente para enfocarse en lo que le genera bienestar, y de este modo lograr que eso se expanda en su vida y le permita disfrutar de sus logros y de su vida en general en todo momento.

Te invito a practicar las estrategias de CRP!
Alejandro Borrero

Coach vibracional y Trainer del CRP

Deja un comentario

Cerrar menú

Usa La Mente

by Vanessa Rivas Tiempo de lectura 2 min
0